Loading...

la zona

Documental / medioambiente / Chernobil

La Zona (The Unnamed Zone)

Producción:
Morgancrea
Con la participación del ICAA, Gobierno Vasco, RTVE y EiTB

Distribución:
2011 - Azkuna Zentroa (Bilbao)
2008 - Ukrainian Film Festival (Montreal, Canada)
2008 - Festival de Cine y DDHH (Zaragoza)
2007 - Naciones Unidas, 21 aniversario del accidente de Chernobil (NYC, USA)
2007 - Universidad de Columbia (NYC, USA)
2007 - Universidad de Harvard (Cambridge, Boston, USA)
2007 - Ukrainian Film Festival of Soyuzivka (NY, USA)
2007 - Ukrainian Film Festival of Chicago (IL, USA)
2006 - Festival de Cine Español (Málaga)
2006 - Festival de Cine y DDHH de San Sebastián
2006 - San Sebastián International Film Festival
2006 - Exposición Érase una vez Chernobil. CCCB Barcelona
2006 - Festival de Cine Español (Nantes)
2006 - ETB (Euskadi Telebista)
2006 - TVE (Televisión Española)
2006 - Canal+ Polonia



La Zona (The Unnamed Zone) nos conduce al corazón de uno de los lugares más inquietantes del planeta: Chernobil. Alrededor de la central nuclear hay una zona muerta de 30km de radio que no se podrá habitar en cientos de años, y más allá se extiende una vasta región zona conocida como "Unnamed Zone", donde las áreas limpias conviven con manchas dispersas de radiación y en la que viven alrededor de 5 millones de personas.

Se trata de un paisaje de extraordinaria belleza en el que la Central se antoja como una montaña negra que ha sepultado la región bajo una maldición invisible. Suena a Tolkien o a leyenda medieval. Sus habitantes viven atrapados bajo este hechizo y han creado su propia mitología alrededor de Chernobil: circulan las historias sobre Pripyat, la ciudad fantasma, leyendas sobre seres mutantes o mortíferas manadas de jabalíes, cuentos sobre los que se aventuraron temerariamente en la ZONA, o rumores de que la montaña negra puede volver a estallar…

Para acercarnos a este universo “fantástico” nos hemos dejado guiar por 3 niños ucranianos que viven en la región. Son niños absolutamente normales pero sus vidas están condicionadas por la catástrofe. Ellos nos han contado, en primera persona, un relato mágico y siniestro que, a veces, resulta difícil de creer. Y sus padres, que eran jóvenes cuando ocurrió el accidente, nos han dado su visión personal de cómo crecieron bajo el síndrome de Chernobil.

Mientras los gobiernos, la comunidad científica y los ecologistas han centrado su debate en los efectos de la radiación, el día a día de la región demuestra que las consecuencias de un accidente nuclear son mucho más complejas y donde la radiación quizá sea el menor de los males. Sus problemas tienen que ver con la falta de expectativas de futuro, el abandono de las infraestructuras, la falta de inversiones, la imposibilidad de comerciar con los productos de la tierra en una zona básicamente agrícola, la exclusión social y la soledad de una población que vive con frustración las contradicciones de la comunidad internacional y que se alimenta de una visión catastrofista que no encuentra bases científicas o lógicas que la desarmen.


 Jazzaldia 50  Cine & TV Una historia del Zinemaldia